Usina de Letras
Usina de Letras
                    
Usina de Letras
104 usuários online

 

Autor Titulo Nos textos

 


Artigos ( 57016 )
Cartas ( 21168)
Contos (12612)
Cordel (10074)
Crônicas (22188)
Discursos (3134)
Ensaios - (8996)
Erótico (13394)
Frases (43614)
Humor (18448)
Infantil (3772)
Infanto Juvenil (2678)
Letras de Música (5470)
Peça de Teatro (1316)
Poesias (138224)
Redação (2924)
Roteiro de Filme ou Novela (1055)
Teses / Monologos (2400)
Textos Jurídicos (1925)
Textos Religiosos/Sermões (4848)

 

LEGENDAS
( * )- Texto com Registro de Direito Autoral )
( ! )- Texto com Comentários

 

Nossa Proposta
Nota Legal
Fale Conosco

 



Poesias-->ECOS de Algo -- 04/12/2013 - 02:55 (MARIA CRISTINA DOBAL CAMPIGLIA) Siga o Autor Destaque este autor Destaque este Texto Envie Outros Textos


ECOS de ALGO



Guardo un frío de otoño

de esos que se esconde en los metales

y agarra nuestra infancia para contarle

el corte que provoca el hielo.

No sé bien desde cuando exactamente

lo llevo guardado conmigo:

puede ser desde que atravesaba

el puente de mi ciudad agotada

en un país con miedo

enmudecido por tiranos.



Un cuento de América y de muchos

que niños mirábamos perplejos

o casi sin saber lo que pasaba.



Un cuento que duró mil madrugadas

de gritos de dolor y de torturas

de cuento en realidad… no tuvo nada.



Creo aún que nos quedamos en los trenes

que pasaban por la vía sin paciencia

ruidosas locomotoras atrevidas

y nosotros con narices en los vidrios

preguntándonos a quién pertenecía

ese eco tan extraño que sentíamos.



Hoy aún con ese frío tan guardado

adiciono primaveras a mis tangos

y deduzco que hay que abrir el pecho al aire



Hay que estar de ojos abiertos como Madres

que no dejan olvidar Plazas de Mayo…



CIUDAD VIVA



Pedazos de brisa gris

y algunas caras viajantes

escenarios como cajas

de suerte,

barajas…



Viajo por parajes de edificios

camino entre las luces que juegan.

Aguacero de repente

mucha gente

no pedí tanto hormigón

ni fronteras



Unos niños pisotean las veredas

y felices tiran años

y gorjean.

Como pájaros los niños

¡cómo vuelan!





COMO GRILLO



Me ahorro el tiempo que no tengo

pensando en un camino posible

hacia vos

dejo de lado lo más cómodo

para ir saltando los tejados

como un grillo

soñando que fuera viable

encontrarte por ahí



A veces parece que entendieras

que lo poco que tengo

es para ti

y no hablo de cosas que uno tenga

sino de cosas que se sienten

como aquí



Vivo el reloj y las obligaciones

como todos los sobrevivientes

que se esconden en la ciudad…

Y después

cuando el silencio me mira,

cuando se paran los objetos

en una espera escandalosa

y cruel



me parece imposible

que no escuches

eso que en mí te habla

por dentro

diciendo que acerté tu tejado

y te espero del lado de afuera

para compartir estrellas



CREENCIAS



Franco material abandonado

creo que tengo un corazón.



En blanco, sin brillo, intocable

lo reduzco a que se calle

lo doy vuelta al revés,

le explico lo que es inexplicable

lo dejo estéril otra vez…

Y se me vuelve a poner enrojecido

como loco, insoportable que es

hasta que entonces me habla más alto

y tengo que dejar de pensar.



Bruto material energizado

siento que tengo un corazón.



Me obliga a que te piense en silencio

de una forma que pensar sea sentir

y es lo único que calma su latencia

y que niega el abandono

aunque duela, mismo así.





DESCUIDO



Algo en mí exagera como terremoto

sin importar las consecuencias que le duelan

los pedazos que tire por el espacio

las membranas que me sobren para vibrar



hay caminos en mí que no conozco

que me llevan a buscar como tempestad

agarrando tornados para tragarlos

arriesgando hipnotizarse con madrugadas.



Derrumbo a veces tu soledad

como si fuera posible dejar la mía

te aseguro que no tengo gana alguna

de apagar tus silencios iluminados



quiero mis lados que se recogen adormecidos

cuando cansados civilizados y sin sentido

sentir que vivo porque me callo y olvido ruidos

y salto miedos e invado límites sin castigo



algo en ti me exagera cuando estoy fría

como un amigo, un extraño, una poesía

y siento entonces que no me callo y por eso vivo

y que te tengo cuando en silencio

te sé conmigo



ALGO



Me enganché el vestido

al saltar tu alambrado

y como un niño asustado

quise irme y olvidarte

y era tarde.

Volaban unas palomas

y el viento parecía

que me hablaba

y yo sin querer no sabía

que esperaba.



Era una larga tarde

no sé si de primavera

me enredaba en mis dudas

soñaba con tu presencia.

Imaginaba que sentías

mis pensamientos y vuelos

y mismo así ya sabía

que no era nada.



Había una magia lejana

que me invadía de hechizos

no sé si aún era chica

o si era anciana y dormía

lo que me acuerdo de entonces

es que pensarte…dolía.

Era una tarde extranjera

llena de sol y poesía

y hacían ruidos las hojas

y el tiempo iba y venía.



Es desde entonces que algo

en mí se arriesga y se tira

salta las cercas y corre

cree en amor y en mentiras.

Ya no le digo que espere.



Ese es mi algo que mueve

unas montañas de nieve.





Concurso "Platero", Club del Libro español.



Poemas con que participé

Noviembre de 2013











Comentários

O que você achou deste texto?        Nome:     Mail:    

Comente: 
Perfil do Autor Seguidores: 1Exibido 78 vezesFale com o autor